Arco de Fernán González
Décima etapa del segundo paseo

Era Castilla entonces un pequeño rincón,
era de castellanos Montes De Oca mojón,
y era de la otra parte Hitero el hondón;
Carazo era de moros en aquella sazón.

Era toda Castilla sólo una alcaldía,
a pesar de ser pobre y de poca valía
nunca de buenos hombres fue Castilla vacía:
de cómo fueron ellos lo sabemos hoy día.
Fue de los castellanos el principal cuidado
elevar su señor al más alto estado;
de una alcaldía pobre, hiciéronla condado,
tornáronla después cabeza de reinado.

Se llamó don Fernando ese conde primero,
nunca hubo en el mundo otro tal caballero;
este fue de los moros implacable guerrero,
por sus líderes decíanle el buitre carnicero.

Hizo grandes hazañas a la grey descreída,
y les hizo penar a la mayor medida;
logró ensanchar Castilla una muy gran partida;
fue durante su tiempo mucha sangre vertida.

El conde don Fernando con muy poca compaña
—contar todo lo que hizo parecería hazaña—
mantuvo siempre guerra con los reyes de España,
no daba más por ellos que por una castaña.

Poema de Fernán González

Marca de la Biblioteca Municipal de Burgos

©2020 por Biblioteca Municipal de Burgos